Ley para agilitar el Divorcio

Quito. 5 nov 2000. El proyecto de Código de la Familia pretende disminuir el tiempo de tramitación de una separación legal. La decisión de uno de los cónyuges será suficiente para el inicio de un proceso de divorcio. Un trámite rápido, que se llevará a cabo de forma oral ante de un juez especializado, que actuará como mediador.

"El proyecto intenta evitar las lesiones psicológicas y los traumas que provoca un proceso de divorcio, en el que los miembros de la familia se convierten en testigos y acusadores", asegura Anunciata Valdez, diputada del Partido Socialcristiano y miembro de la Comisión.

El proyecto de ley, que significará una gran transformación del divorcio, ha sido sometido a un largo proceso de consultas con organismos de mujeres, la Iglesia y organizaciones de jueces. El borrador original fue preparado por Projusticia, -un organismo no gubernamental- la estatal Comisión Nacional de la Mujer y la Familia, y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Según el proyecto, una persona puede solicitar su divorcio ante un juez, de forma unilateral. Después de tres meses, si mantiene su decisión, el trámite se iniciará de forma inmediata. Ya no hace falta que las dos personas firmen el documento que da inicio al trámite legal. En la sentencia se resolverá, a la vez, la custodia de los hijos y la liquidación total de los bienes de la pareja.